Es una creencia errónea la de pensar que, frente al césped natural, el césped artificial no necesita de cuidados y un mantenimiento periódico. Su duración dependerá de este mantenimiento y a mayores cuidados, mayor durabilidad.

Si has contratado el mantenimiento con una empresa especializada como Ikerna Garden, no debes preocuparte por el mismo ni realizar ninguna tarea extra, pero sino es así, aquí tienes algunos consejos que te ayudarán a rentabilizar tu inversión.

Reglas generales de mantenimiento
:
– Por costumbre es conveniente retirar inmediatamente cualquier resto de basura que se pueda encontrar, por ello es importante limitar el consumo de alimentos y bebidas sobre el césped artificial. En ocasiones puedes encontrarte con que alguien ha arrojado un chicle, has de retirarlo en seguida si todavía se separa con facilidad. Si ya está muy pegado, puedes congelarlo previamente para quitarlo más fácilmente.

– Seguramente el espacio donde está colocado el césped artificial se complementa con plantas naturales o está cerca de árboles que pueden arrojar materia orgánica (hojas, semillas, tierra, ramas) sobre el mismo. Igual que con los alimentos, retíralos en cuanto puedas. También puedes colocar barreras que impidan que estos restos se depositen sobre el césped, aunque muchas veces el viento las hace inservibles. No dejes que la suciedad se quede mucho tiempo sobre tu césped.

– Otro factor que genera suciedad son los excrementos de los animales, los pájaros y los animales domésticos fundamentalmente. Límpialos regularmente, tu salud y la del césped te lo agradecerán.

– Por supuesto no conviene fumar sobre el césped artificial, dispón de amplios ceniceros en caso de que vaya a ser así.

– A veces podrás observar que el relleno se compacta en algunas zonas, si no está muy duro, distribúyelo. Si ya ha cogido consistencia te conviene avisar a alguna empresa especializada.

– Una de las principales labores que hay que afrontar es el cepillado del césped. Debes cepillarlo en función del tiempo de uso, pero como norma general una vez a la semana es el mínimo. Esta tarea permite nivelar el relleno interior y levantar las hebras que por el uso tienden a quedarse planas. “Peina” tu césped para conseguir un buen “cardado”.

– Agua. Puede parecer que el césped artificial, por llevar este “apellido” de artificial no requiere de agua. Pues todo lo contrario, muchas veces es muy conveniente, sobre todo si hace mucho calor en el ambiente. Con el riego consigues enfriarlo, lubricarlo y hacer que el terreno se estabilice.En general, si tienes un césped cuidado regularmente, lo notarás en su durabilidad. Desde Ikerna Garden te recomendamos el 38 mm Paraíso de Tarkett. Posiblemente el mejor del mercado.